5255458289

©2020  Feher Consulting     INTRANET

 

¿Lloramos o vendemos pañuelos? Cómo enfrentar la pandemia

Ferenz Feher, CEO Feher Consulting

Marzo 2020, Feher Consulting


El miedo de contagiarnos, el miedo de que se contagie alguien de nuestra familia, algún amigo… Las compras de pánico, la escasez de productos, el pánico bancario… ¿Qué estamos haciendo para evitar que ocurra lo mismo del cuento Algo muy grave va a suceder en este pueblo de Gabriel García Márquez?

Según el cuento, un día cualquiera, una mujer se despierta con la sensación de que algo malo ocurrirá en el pueblo donde vive. Se lo comenta a sus hijos y uno de ellos hace el comentario a un amigo, quien le comenta a otra persona y a su vez, ella lo comenta al carnicero del pueblo, por lo que le pide más carne “por si algo malo ocurriera” (…) él se lo dice a otros clientes y el pánico comienza a apoderarse del pueblo. Compran más insumos, se dan cuenta que no pasa nada, pero “hace más calor” y estalla el miedo colectivo. Un vecino toma la iniciativa para mudarse del pueblo, y para que la desgracia no lo siga, decide prenderle fuego a su casa. Al ver esto, todos los habitantes hacen lo mismo y dejan el pueblo vacío, con incendios por todas partes y, al final, la señora que había iniciado la cadena de histeria va clamando “Yo dije que algo muy grave iba a pasar, y me dijeron que estaba loca”.

Como en el cuento, lo que ha ocurrido en los últimos días parece ficción. Sin ser experto en la materia y opinar más allá de lo que estamos viviendo en el sector empresarial, es uno de los más grandes retos que tenemos los que generamos empleos y contribuimos con la economía en México, sea formal o informal. Como el mismo Einstein decía es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias… Así que, antes de parar todo en el país, debemos sí o sí, pensar en este tiempo para superarnos a nosotros mismos y salir más fuertes de lo que en realidad creemos que somos.

Las pandemias no son nuevas en la historia de la humanidad. De hecho, se tienen registros de enfermedades como la peste bubónica en Europa, en 1606, cuando se prohibieron las reuniones y los espectáculos teatrales en una cuarentena obligatoria. Mientras los artistas se desesperaron, William Shakespeare dedicó el tiempo a escribir tres obras literarias que hasta la fecha siguen montándose con éxito: “Antonio y Cleopatra”, “El Rey Lear” y “Macbeth”. Por otro lado, pensemos que históricamente los grandes males nos han impulsado a investigar más sobre las epidemias: tenemos la suerte de vivir en una época donde la malaria, el cólera y la viruela tienen menos víctimas mortales gracias a los medicamentos que han sido descubiertos y distribuidos en beneficio de las poblaciones vulnerables.

Consideremos que la verdadera epidemia es y será la desinformación. La gente puede morir de miedo, más que de la enfermedad. Está comprobado que si nos cuidamos y nos quedamos en casa por unos días podemos ayudar a bajar el número de contagios. Recordemos que el momento de la crisis es un momento sin igual, donde nuestra creatividad debe fluir y enfocarse en el modo del cómo sí podemos salir adelante.

Aprovechemos estos días de incertidumbre para crear soluciones emprendedoras, premiemos la innovación y compartamos ideas en nuestra comunidad para cuidarnos, sin información falsa, sin compras de pánico, sin emprendimientos “indeseables” o subiendo el precio de los productos que vendemos. Al contrario, busquemos cómo ayudar a la gente en tiempos de crisis, sigamos produciendo soluciones en beneficio de todos y creemos conciencia demostrando que hoy más que nunca somos mexicanos y que la base de nuestra magia radica exactamente en ver la oportunidad en cada calamidad.



31 views