5255458289

©2020  Feher Consulting     INTRANET

 

Rediseño de una marca: ¿Cuándo y cómo debe hacerse?

¿Crees que al cambiar de logotipo cambiará el sentido de tu marca? Piénsalo dos veces, porque todos tus esfuerzos en pro del restyiling en tu imagen lo agradecerán tus clientes; pero OJO: se trata de cambiar sólo cuando se presenten situaciones concretas. Conoce cómo y cuándo debes hacerlo y las tendencias que nos trae el diseño de imagen actual de las marcas.

Piensa en la marca de tu empresa o negocio como si se tratara de ti y quisieras vender algo a alguien. Piensa en lo primero que harías: ¿te presentas, cierto?

“ Mi nombre es… me dedico a…” En ese momento, entregas una tarjeta de presentación, con tus datos impresos en una tinta con colores, o en blanco y negro. Algo similar ocurre con tu empresa, pero en ésta, la primera impresión corre a cargo de tu logotipo empresarial, el cual forma parte de tu identidad corporativa y lo que dice tu logo es una de las primeras impresiones con tus clientes, por ello es tan importante conocer qué dice tu imagen y si es momento de cambiar tu identidad corporativa.

Estadísticamente, las marcas que prevalecen en el gusto del público mundial, cambian en promedio su imagen cada 7 años. Hay algunas como Coca Cola que se dan el lujo de cambiar su logotipo cuando pasan más de diez años y aunque no son cambios radicales, modifican su imagen para verse frescos. Pero en realidad cuáles son las tendencias, o las razones por las cuales cambia la imagen corporativa de una empresa?; ¿Cada cuánto se tienen que aplicar estos cambios?; ¿Aplica igual para todas las marcas?

Primero que nada, hay que entender lo que decíamos al principio: Si nuestra empresa se presentara como nosotros mismos, ¿cómo vestiría? No te presentarías como te vestías en el año 2000… ¿o sí? Entonces no tendríamos por qué vestirla como en el año 2000, o como mi papá o el primer dueño de la marca. Las razones son varias, pero enlistaremos seis principales por las cuales las marcas y la identidad corporativa DEBERÍAN ACTUALIZARSE.

1. Tu marca se ve desfasada de la actualidad. Es decir, los elementos distintivos de tu marca se ven anticuados.

2. Tu empresa ha evolucionado, ofreciendo nuevos productos o servicios que antes no tenías. Ojo: no es necesario cambiar completamente el logotipo. Hay que adentrarnos en las tendencias atemporales del diseño como la simpleza en las líneas.

3. Si el mercado evoluciona, tu marca tiene que evolucionar. Las tendencias son claras: la digitalización, el hacer más fácil la vida del consumidor son cambios que queramos o no, ahí están y nos obligan a movernos de lugar.

4. Cuando quieres dar un mensaje diferente a tu público. Puede ser que tu empresa incluya prácticas que ayudan al medio ambiente, o para volverte más cercano a tu público objetivo.

5. Tal vez quieras comunicarle a tus clientes y a tu mercado que te estás renovando como marca. No sólo al exterior, también al interior de la misma, ya sea con otro modelo de gestión, un nuevo socio comercial, nuevas alianzas estratégicas, etc.

6. Cuando las corrientes actuales de diseño presentan cambios importantes, como la simplificación de la marca, eliminación de elementos superficiales, etc.

Vea también “Cuando una marca envejece”

Lo más importante a la hora de tomar la decisión sobre la identidad visual, es la oportunidad de atraer la atención de tu principal audiencia, una excusa perfecta a la hora de comunicar y generar notoriedad en tu marca.


98 views